Compartir
print

     Etelberto Cruz Loeza.

EN POLÍTICA TODO SE VENDE, INCLUSO EL HONOR. DOMINIO PÚBLICO
TODO LO QUE PASA EN MÉXICO, ES POR LA POLÍTICA. CARLOS SALINAS DE GORTARI.
Terminó esta serie de 3 colaboraciones sobre los precandidatos a la titularidad del poder Ejecutivo Federal. Hoy, jueves 14, por la noche, está definido un curioso esquema:
1° Los candidatos de 2 partidos totalmente contrarios: Manuel Andrés López Obrador, por el partido Movimiento REgeneración NAcional, completamente militante, dirigente y dueño de MORENA y José Antonio Meade Kuribreña, por el Partido Revolucionario Institucional, no es priista y sí apartidista técnico institucional, y que militancia, cuadros y organizaciones partidistas, disciplinadamente, hicieron suyo y arroparon; Ricardo Anaya, que surge de la muerte de una coalición de ciudadanos y que por acto de prestidigitación política reencarnó en algo que se llama Por México, al Frente. Ya está definido 1candidato independiente: Jaime, El Bronco, Rodríguez Calderón y, muy seguro, habrá 1 candidata independiente mujer, Margarita Zavala de Calderón (Aunque faltan más de 60 días para la fecha máxima permitida, muy difícilmente habrá más candidatos independientes. Jaime, el Bronco, Rodríguez, según sus cuentas, ya llegó a la cifra mágica, pero según los controles del INE, únicamente 465,315 han sido verificadas por el Instituto.
En síntesis, un candidato surgido de las filas de un partido, Andrés Manuel López Obrador (MORENA, PT y PES); otro, de los cuadros de cuello blanco de la burocracia, apartidista e institucional, José Antonio Meade Kuribreña (PRI, PANAL y PVEM)); otro más de la negociación política para llegar al poder, Ricardo Anaya (PAN, PRD y MC); probablemente dos, candidatos independientes, un hombre – Jaime , el Bronco, Rodríguez Calderón -, y una mujer, Margarita Zavala Gómez del Campo.


9 partidos políticos, todos en alianza, de 3 en 3 cada uno; ningún partido político participa en esta contienda constitucional solo y dos candidatos independientes. En total 5 protagonistas políticos y los nueve partidos políticos con registro nacional.
¿Cuántos sobrevivirán el 2 de julio? Sería una verdadera sorpresa que la boleta electoral para la elección presidencial cambiara.
2°. Por primera ocasión en más de 60 años, y 6 años después de tener la titularidad del poder Ejecutivo Federal por 2 sexenios – 2000-2006 y 2006-2012 –, el partido Acción Nacional no compite por la titularidad del poder Ejecutivo Federal=presidencia de la República con un candidato suyo. No tiene, o no tuvo forma /manera de definirlo. Lo cierto es que no renovaron sus cuadros, sus dirigentes, ni su pragmatismo, ni su utilitarismo, ni su ortodoxia, ni su eclecticismo (su ideología, pues): nada les resultó.
Y los viejos panistas – donde caben todos los Santiago Creel, Ernesto Ruffo Appel, Luis Calderón Vega, Luis Felipe Calderón Hinojosa, Fernando Gómez Mont, Carlos Castillo Peraza, Gómez Morín, los Laris, los Iturbide, los Morelos, los Ruiz López, los Blanco Sánchez, Vicente Fox Quesada, Francisco Barrio Terrazas y los Bárbaros del Norte, los Gómez del Campo, los Nava, los Carlos Medina Plascencia, los López, etc. -, estarán nuevamente muriendo y/o viendo morir al partido que crearon y fortalecieron. Les hizo daño ejercer el poder: en la disputa interna por el poder partidista, perdieron tanto el poder político como el partido político. Se quedaron como el legendario perro de las 2 tortas: sin una y sin la otra.
Cuando debería ser al revés: con más militantes, con más simpatizantes, con más cuadros, con sólida y fortalecida ideología, con más renovadas dirigencias…pero no. Creyeron que ese poder, el Supremo, era para siempre y que podrían tenerlo-conservarlo fácilmente.
No entendieron que no supieron que desde arriba les habían facilitado el acceso a ese poder para fortalecer el neoliberalismo, cambiar mediante una revolución incruenta, consolidar el cambio de formato económico iniciado con De la Madrid, continuado con Salinas de Gortari, afianzado por Ernesto Zedillo Ponce de León. Tuvieron la alternancia, pero no lograron la transición. Extraviaron esa oportunidad. ¡Quién sabe cuándo vuelvan a tener otra!
Y lo afirmo entre paréntesis (Debo precisar: el partido acción nacional, como partido en sí, no tiene candidato a la presidencia, dado que su presidente nacional para estar condiciones de ser propuesto por el ahora México, al Frente – encabezarlo -, cedió todo lo que había y tenía por ceder: de las candidaturas a los 300 distritos electorales, el partido acción nacional únicamente decidirá en 144; lo que llaman PRD definirá 104 y Dante y su Movimiento Ciudadano, en las restantes 52. Además, el llamado PRD definirá la candidatura al gobierno de la ciudad de México y las del gobernador de los estados de Morelos, Tabasco y Chiapas; Acción Nacional decidirá en los estados de Puebla, Veracruz, Guanajuato y Yucatán y el Movimiento Ciudadano, lo hará en Jalisco. Prefirió ser cola de ratón, que cabeza de león y competir. Todos, los 3 membretes partidistas – PAN, PRD y MC -, creen, suponen que aliados=coaligados, en un frente, en un movimiento – que no es ciudadano – ¡ésta es la diferencia! – que ganarán. Suman y restan. Consideran que los estados, las sociedades y los electores son suyos y pueden disponer de esos sufragios como si fueran cacahuates).
Ciertamente en política todo se vale, dentro de las reglas del juego – e incluso engañando al árbitro – o árbitros -, mas ¿cuánto valen, políticamente, en términos de votos, estos 3 membretes? Es evidente que el voto nacional se fragmentará y ganará el partido y el candidato que eficiente, tenga mayor y mejor estructura, prácticas partidista y piso electoral, además de que gane la confianza del electorado silencioso y haga bien las cosas
3° Por primera ocasión y desde hace, casi, una generación -1994, 2000, 2006, 2012 – 23-24 años, el ahora partido de la revolución democrática, antiguo partido de masas, llenador de plazas, calles y ciudades, no competirá por la titularidad del poder Ejecutivo con candidato alguno. No tiene. Como tampoco tiene líderes, protagonistas partidistas ¡Nada!
Cuando tuvieron el Poder –en la ahora ciudad de México, en varios estados – se atragantaron y trataron de comerse el poder a puños y beberse el mar como si fuera un buche de agua. ¡Pobres! Ahora lloran lo que perdieron.
Lo que sí tiene son tribus, camarillas, ceguera e insensibilidad político-ideológica partidista – si algún día tuvieron todo eso -.
Ni su fundador, ni sus acompañantes que mecieron su cuna y le cambiaron pañales al recién nacido, está o están con el partido; sin sangre nueva, sin ideología propia y sin liderazgos propios, está en terapia intensiva y, si todos los signos lo confirman, se cumplirá el pronóstico: morirá en este proceso. Sería una consecuencia.
No supieron, no pudieron, no fueron capaces, ni hábiles, ni competentes para ejercer el poder y no fueron opción real de gobierno. ¡Lástima!
Al morir y desaparecer como partido político, respetuosamente, llorarán como mujeres, lo que no supieron defender ni sostener con el voto, con el derecho, con el arma de la razón
Ahora bien, como pintan en este momento las cosas, sin candidatos definidos en el PRD, ganaría su sobrevivencia y podría permanecer como partido político, pues si hubiera participado solo y con su candidato, posiblemente no alcanzaría el porcentual-total de votos recibidos para conservar su registro nacional. Ésta sería la ganancia del antiguo partido político, Ave de las Tempestades y rey de las masas y de las Plazas y que fue considerado, en ese momento de oro, la esperanza de México. Cuando pudieron serlo, defraudaron. ¡Ni hablar!

Compartir