Compartir

Las dos penínsulas del país fueron centro de ataques de las fuerzas descontroladas de la naturaleza – huracanes – de estos días finales de agosto – y el sismo -de la noche, cerca de las 23 horas, del pasado jueves, cuyo epicentro se localizó en las costas de Chiapas y tuvo una intensidad de 8.2 grados de magnitud en la escala de Richter y los daños materiales son elevadísimos dejando cerca de más un centenar de muertos, en la suma de ambos desastres naturales.

Afortunadamente, en nuestro estado los daños materiales son mínimos, lo mismo que en la ciudad de México, la capital del país., no así en la región Istmo de Tehuantepec, del estado de Oaxaca y en el cordón de la costa de Chiapas y un poco en el estado cercano de Tabasco.

De conformidad con las imágenes y sonidos difundidos, los daños en instalaciones públicas son severos lo mismo en las casas habitación – que muchas, se habla de miles deberán de ser edmoloi8das -, en vialidades y líneas de conducción eléctrica.

Las autoridades Federales – secretarías de Gobernación y de hacienda están haciendo lo posible para operar el fondo de contingencias naturales y respaldar a los gobiernos estatales, municipales y a los civiles que perdieron casi todo – y la secretaría de la defensa Nacional puso en operación el Plan DN-III para brindar y ofrecer ayuda material y respaldo en servicios de auxilio a la población.

Las actividades académico-escolares están suspendidas y el gobierno Federal, al considera el tamaño del desastre decretó el pasado 7 del presente Día de Luto Nacional y otros dos días más – 8 y 9 del presente – como complemento a esta situación de duelo nacional.

En momentos como estos son necesarias la solidaridad y la ayuda de todos los mexicanos y, para evitar desviaciones, todo debe canalizarse a través de la Cruz Roja Mexicana o de las cuentas que el DIF nacional y las secretarías federales indiquen.

Se confía en la respuesta de TODOS y que esta ayuda sea pronta y bien utilizada, bien distribuida y no suceda lo que es usual: que aves de rapiña hagan su negocio con la buena voluntad e la sociedad nacional y hagan su gran negocio con la generosa ayuda y hasta le saquen ganancia política.

Ésta es la hora de ayudar y ser solidario con nuestros paisanos del sureste.

Compartir