Compartir

Compartir un mensaje sobre el empoderamiento de la mujer y ofrecer una experiencia que vaya más allá del disfrute de un montaje escénico, son algunos de los objetivos que persigue “Frida, una mujer enamorada”, unipersonal del director y dramaturgo José Luis Pineda Servín que ofrecerá funciones el 14 de febrero a las 18:00 y 20:00 horas en el Teatro Ocampo, en Morelia.

La Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), dependencia encabezada por Silvia Figueroa Zamudio, respalda las iniciativas privadas del talento local, es por este motivo que abre las puertas del Teatro Ocampo para que los morelianos puedan disfrutar de una historia que encantará a chicos y grandes.

“Es una obra de gran nivel cultural que ha tenido buena recepción tanto en lo nacional como en el extranjero, y lo que busca la Secum con estas dos funciones es apoyar a la recaudación de fondos para la gira 2018 de la compañía”, señaló Luis Esteban Murguía Bañuelos, director de Producción Artística y Desarrollo Cultural, de la dependencia estatal.

Pineda Servin indicó que la obra dramática surgió derivado de un estudio que él efectuó sobre la vida de la artista Frida Kahlo; ensamble cuyo propósito es ofrecer una visión de las mujeres poderosas pese a que en sus vidas exista el dolor, y como éste puede ser un ente de transformación para alcanzar la sublimación de la existencia.

“Frida, una mujer enamorada“ inicia con una escena en donde un personaje acaba de morir. Se ve a Frida ante su muerte y cómo recuerda cosas de su vida, y la manera como reflexiona sobre el futuro y lo que va a suceder con ella.

Pineda Servin explicó que es en esa transición de la vida a la muerte, que se alcanza a ver la parte más sustancial y se descubre a la mujer poderosa y transformadora.

“Es un trabajo inspiracional que tiene muchos atisbos de lo tradicional y el folklore mexicano, pues por un lado hay un tratamiento ritual de la escena que genera mucha vivencia y sensaciones de que las cosas están ocurriendo ahí mismo, y hace que el público interactúe y sea parte de ella”, indicó.

El resultado, comentó el director, es que “el público sale enamorado, llorando y disfrutando por lo experimentado en la obra”.

Los boletos tienen un costo de 200 y 250 pesos, se pueden adquirir en el Café Galería del Teatro Ocampo.

print
Compartir