Compartir

Facebook quiere ser un “medio hostil” para los terroristas, aseguró la mayor red social del mundo tras los últimos atentados ocurridos en Londres.

“Con una mezcla de tecnología y vigilancia humana, trabajamos intensamente para eliminar los contenidos terroristas de nuestra plataforma en cuanto nos enteramos de ellos”, explicó el director de políticas de la red, Simon Milner.

Tras el atentado de este fin de semana en el Puente de Londres, la primera ministra británica, Theresa May, acusó a Internet de ser un semillero seguro para el extremismo y denunció que las grandes empresas online lo permiten, sin concretar nombres.

May exigió la colaboración de los Gobiernos democráticos para alcanzar “acuerdos internacionales que regulen el ciberespacio para evitar la propagación del extremismo y la organización de actos terroristas”.

Desde el sector político se exige desde hace tiempo una actuación más contundente contra la propaganda terrorista y las empresas de Internet han venido reforzando en los últimos años sus esfuerzos. Twitter, por ejemplo, aseguró haber eliminado varios cientos de miles de perfiles extremistas.

Sin embargo, uno de los puntos críticos es que las plataformas siguen dependiendo de las denuncias de contenidos ilegales.

Otro aspecto que irrita a las autoridades es la encriptación en servicios de comunicación como Whatsapp. La app rusa Telegram es especialmente problemática, pues se le acusa de hacer menos que las grandes empresas por evitar la propagación de los contenidos extremistas.

Compartir

COMENTARIOS