Compartir

Un cocodrilo mató a un joven periodista británico que trabajaba con el periódico económico Financial Times, cuando éste se encontraba de vacaciones en Arugam Bay, en la costa este de Sri Lanka, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

La víctima, identificada como Paul McClean, de 25 años, falleció anoche tras ser atacado por el animal cuando se estaba lavando las manos en un lago de la zona, famosa entre los surfistas, dijo una fuente de la División de Prensa de la Policía.

Dos vecinos de la zona alertaron al grupo con el viajaba McClean tras verle sacudiendo los brazos en señal de socorro y poco después la Policía y el Ejército de la isla lanzaron una operación de búsqueda en la orilla del lago donde presuntamente tuvo lugar el ataque.

Buzos de la Armada esrilanquesa recuperaron hoy el cadáver del joven, que ha sido trasladado a un hospital de Ampara, también en la costa este, para ser sometido a una autopsia, detalló la fuente.

Según la versión ofrecida por los testigos a las fuerzas de seguridad, la víctima se había separado del grupo para buscar un lavabo cuando fue sorprendido por el cocodrilo.

Una fuente de la Embajada británica en Colombo confirmó que están ayudando a la familia del fallecido, si bien rehusó ofrecer detalles sobre el suceso.

El Financial Times confirmó la muerte de McClean en un texto en el que le describe como un periodista “talentoso, energético y dedicado”, y con un “gran” futuro en le compañía, en palabras del editor en jefe de la publicación, James Lamont.

La víctima trabajaba actualmente en la delegación del diario en Londres, tras finalizar un periodo en Bruselas.

Compartir