Compartir

Una de las famosas que más sorpresa causó este 2017 fue Lindsay Lohan, aunque desafortunadamente, no para bien, y es que en diversas ocasiones la ex estrella infantil fue captada por paparazzis en sus peores momentos.

En más de una ocasión fue revelado el descuido físico que presenta la actriz a sus 31 años de edad. Al parecer su retiro del mundo del espectáculo, al menos en parte, le ha dejado secuelas en su estado de salud y cuidado personal, toda vez que se le ha visto con kilitos de más.

Lo anterior se hizo aún más evidente el pasado fin de semana, luego de que Lohan dejó ser vista en la ciudad de Nueva York, a donde acudió para una celebración por las fiestas de la temporada.

Mientras se desplazaba por las calles, la también empresaria no pudo evitar ser captada por la lente de las cámaras que revelaron una realidad impactante. Algunas de las tomas hicieron notar un aspecto poco favorable de su rostro, toda vez que se pudo apreciar una papa que habla de descuido total.

Asimismo, aunque se pudo tratar del efecto del maquillaje, también se pudo observar un inusual estiramiento de piel resaltando sus rasgos faciales de una forma irregular.

Lohan, quien fue considerada en el pasado como una de las artistas más sexys, desde hace cuatro años, aproximadamente, se apartó del mundo del cine y actualmente pasa gran parte de su tiempo de Grecia, donde cuenta con exitoso bar el cuál dirige.

A lo largo de este 2017 que da sus últimos coletazos, la ex estrella también fue captada luciendo trajes de baño que dejaban ver el descuido general de su fisonomía. ¿Será 2018 un mejor año para la actriz?

Compartir