Compartir

La reconciliación entre Justin Bieber y Selena Gomez ha tenido su primera fisura debido a una tercera persona que tiempo atrás mantuvo una breve relación sentimental con el artista canadiense de 23 años en 2016.

La pareja tuvo una palea por Hayley Baldwin, modelo, hija del actor Stephen Baldwin, sobrina de Alex Baldwin y ex de Justin.

El sitio TMZ sostiene que fuentes de la iglesia Hillsong a la que acude Bieber aseguraron que tanto él como Gomez están intentando superar el impasse acudiendo a terapia de parejas cristianas. Como parte de su renovada fe, Justin se acercó a Hailey para aclarar bien la amarga ruptura que tuvieron. Tras eso, y como parte de su nueva filosofía de vida más “abierta y honesta”, Justin le contó a Selena sobre su conversación con Baldwin, lo que no cayó bien en la ex actriz de Disney.

Fue entonces que decidieron acudir a un profesional ante el enojo de la artista. TMZ asegura que “Jelena” lleva una semana acudiendo a sus sesiones y, como el mismo medio lo había informado días atrás, fue esta la razón que llevó a la madre de Selena a descompensarse y a ser trasladada a un hospital de Los Angeles.

Compartir