Compartir

De acuerdo al informe forense revelado el jueves, el actor de Glee, Mark Salling, murió por asfixia, confirmándose que la estrella de la serie musical se suicidó, de acuerdo a la información entregada por TMZ.

Salling, quien interpretó al personaje de Noah Puckerman entre 2009 y 2015, se colgó de un árbol cerca de su casa en Sunland, Los Ángeles, para acabar con su vida.

El actor 35 años esperaba la sentencia por el caso de posesión de pornografía infantil, del que se había declarado culpable en octubre de 2017.

Arriesgaba de cuatro a siete años de prisión y 20 años de prisión vigilada. También debía pagar una suma de 50 mil dólares a cada una de las víctimas. No obstante, TMZ informó que tras el deceso del actor, los afectados no podrán recibir la millonaria compensación.

Una fuente confesó a E! News que Mark Salling había estado muy distanciado de todos sus conocidos en el último tiempo. “Se aisló en esa casa en Sunland y era un humano muy deprimido y solitario”, dijo. “Tenía demonios con los que luchaba desde hacía muchos años”, agregó.

Tras su paso por Glee, Mark trabajó en la miniserie Gods and secrets, pero al ser arrestado en 2015 por la policía luego de que esta encontrara material con imágenes de niños siendo abusados, el actor fue despedido.

print
Compartir