Compartir
print
Durante el fin de semana se propagaron varios” post” atribuidos a páginas de medios de comunicación muy conocidos en las redes sociales, en la cuales se dice que el presidente municipal “independiente” ALFONSO MARTÍNEZ ALCÁZAR, recibió 150 millones de pesos como “moche” para que se implementara la asociación pública privada con una empresa particular y el ayuntamiento de Morelia, para renovar el sistema de alumbrado público del municipio de Morelia.
Según deslindes de los propios medios de comunicación y el propio ALFONSO MARTÍNEZ, se trata de un ataque de sus adversarios políticos, quienes falsearon la información utilizando perfiles falsos de tales medios de comunicación, con el objeto de desprestigiar al edil y a su ayuntamiento, pues se le acusa en tales medios apócrifos, de recibir indebidamente recursos por tal acción municipal.


¿VERDAD O MENTIRA?
El quid del asunto es determinar si es mentira o vedad lo afirmado en presuntos los falsos post, pues si fuera verdad, no importa si los posts son falsos y si es mentira, igual, así que lo importante será determinar si es mentira o verdad lo afirmado, es en un sentido o en otro.
Para resolver la anterior incógnita, es necesario apuntar que se trata de la reposición de 67 mil luminarias con lámparas led, para que la ciudad esté en condiciones de total iluminación, con un costo de 14 millones de pesos mensuales, que, según la autoridad municipal, se gastan al mes en solo tener en servicio 44 mil luminarias, pues 23 mil se encuentran permanentemente apagadas.
Así las cosas, la primera pregunta que habría que hacerle al presidente municipal ALFONSO MARTÍNEZ es, sí desde que inició su gestión está pregonando que 23 mil luminarias están pagadas, quiere decir que: ¿en dos años no ha repuesto ninguna de esas 23 mil luminarias? Y sí es así, la asegunda pregunta es: ¿Por qué? Sí su obligación es cambiarlas.
SOLO PRUEBA CIRCUNSTANCIAL
En efecto, hay que subrayar que estamos frente a un posible acto de corrupción y por lo tanto, quien lo comete, difícilmente puede dejar pruebas, rastro o huellas, de manera que encontrar u obtener pruebas documentales o testimoniales contundentes que prueben el o los actos de corrupción, es algo muy difícil, empero, podemos recurrir a las ya famosas “pruebas circunstanciales” para demostrar que hay perversidad en las acciones y por lo tanto, mediante un simple análisis lógico y natural podemos llegar a la conclusión del posible acto de corrupción.
El proyecto de iluminación total de la ciudad, en este momento es solo eso, un proyecto cuya procedencia dependerá de los 40 diputados al congreso del estado, pero mientras el procedimiento legislativo se agota, seguimos con la interrogante: ¿Porqué no ha cambiado o sustituido luminarias en estos casi dos años de administración municipal? Lo anterior es el primer indicio o circunstancia que nos llevará a probar, la hasta el momento, probable existencia de un ilícito.
¿PORQUÉ UNA APP Y NO POR ADMINISTRACIÓN PROPIA?
Otro elemento que llama mucho la atención, es el poder determinar ¿Porqué se decidió por una Asociación Pública Privada para resolver el gran problema del alumbrado público y no un programa progresivo de sustitución de lámparas bajo la administración municipal? Pues el primero, la APP tendrá un costo de al derredor de 1680 millones de pesos a pagar en 10 años, en abonos mensuales de 14 millones de pesos.
SISTEMA DE 10 AÑOS DE VIDA
La primera debilidad que visualizo al proyecto de la APP promovida por la autoridad municipal, es que la vida útil de las lámparas led que sustituirán a las instaladas actualmente, es curiosamente de 10 años, mismo lapso de tiempo que durará la administración municipal pagando el contrato de la APP, de manera que el valor residual de esta APP será igual a cero.
Lo anterior, a menos que los accesorios como postes e instalaciones eléctricas y cableado nuevo, tengan mayor vida útil y eso se pueda considerar como el valor residual, de lo contrario, cumplidos los 10 años y después de desembolsar 1680 millones de pesos, el sistema de alumbrado público de Morelia no servirá para nada y estaremos como al inicio, con un sistema viejo e inútil, con 67 mil lámparas sin vida útil, inservibles.
LÁMPARA LED, IGUAL A AHORRO DEL 65% O MÁS
Otra interrogante a la que no le encontramos lógica respuesta, es si en la actualidad la autoridad municipal paga a la Comisión Federal de Electricidad y a un particular que le vende energía eléctrica, cerca de 11 millones de pesos mensuales, de instalarse las 67 mil lámparas aproximadamente, el ahorro inmediato en consumo de energía eléctrica sería del 65% o más, es decir, el municipio solo tendría que pagar 3 millones, 850 mil pesos del consumo de energía eléctrica.
La diferencia entre lo que se paga y lo que se deberá pagar al instalarse las 67 mil luminarias, es de 7 millones, 150 mil pesos aproximadamente. La pregunta inmediata es: ¿A dónde se irán los recursos producto del ahorro en el consumo de energía eléctrica? La respuesta es más contundente: ¡Al bolsillo del empresario que puso las lámparas! Así de simple y fácil.
14 MILLONES MENSUALES DE ABONO
En su periplo mediático promocionando su “proyecto”, el edil “independiente ALFONSO MARTÍNEZ ALCÁZAR dice que con la APP tendremos alumbrado total pagando lo mismo, es decir, hoy gastamos 14 millones de pesos por un alumbrado público deficiente y según MARTÍNEZ ALCÁZAR con esos mismos 14 millones tendremos un alumbrado 100% funcional.
Ya vimos que el gasto en energía eléctrica es de casi 11 millones de pesos y vamos a seguir gastando los 14 millones actuales, quiere decir que los 3 millones restantes se gastan en mantenimiento y operación del actual sistema. La pregunta es: ¿qué pasará con la dirección de alumbrado público, que opera y mantiene el actual sistema de alumbrado, desaparecerá? ¡No!
El proyecto contempla que la ahora dirección o departamento de alumbrado público, se convertirá en “supervisor” del trabajo de la empresa contratada por el ayuntamiento, la pregunta es: ¿De dónde se obtendrán los recursos para pagar salarios y operación de la dirección o departamento de alumbrado público para realizar esas labores de supervisión? En ninguna parte del “proyecto” y sus anexos, se aclara este punto, lo que nos hace inferir que el costo del funcionamiento de esta unidad “supervisora” estará a cargo del ayuntamiento de Morelia, lo que implicará que además de los 14 millones de pesos que se le pagarán a la empresa, tendremos que gastar más en pagar la operación de la unidad supervisora, lo que implicará una erogación más de entre 2 y 3 millones de pesos.
¿REALMENTE ES MÁS POR LO MISMO?
Me parece que no, que nos están engañando, pues el “proyecto” que patrocina el presidente municipal ALFONSO MARTÍNEZ ALCÁZAR, no tiene las bondades que no se cansa de presumir, por el contrario, me parece que, a la luz de la lógica, es un “proyecto” cuyo objetivo es hacer negocio de un particular como lo es la empresa panameña “Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente, S.A. DE C.V.” cuya sucursal está en la ciudad de Guadalajara Jalisco.
¿HAY ALTERNATIVAS?
¡Claro que las hay! Solamente por citar una, la desarrollada por el ING. OCTAVIO LARIOS GONZÁLEZ, alternativa que demuestra con cifras, que, con una inversión menor a 400 millones de pesos, se puede implementar un programa progresivo de sustitución de lámparas, por la de nueva y moderna tecnología como las “leds”, inversión recuperable en tan solo 4.7 años, por los ahorros que ya se han señalado.
¿Cuál es la obcecación de PONCHO MARTÍNEZ por implementar la constitución de una Asociación Pública Privada con una empresa extranjera? Es la respuesta a esta interrogante la que nos lleva a otra prueba circunstancial más, que revela que es el negocio y no el servicio social lo que impulsa al edil moreliano y que lo afirmado por las páginas apócrifas, puede no estar lejos de la realidad, solo que con otras formas y métodos.
LA ¿CONGRUENCIA? DE MORÓN
Pues en conferencia de prensa de por medio, el senador RAÚL MORÓN ORÓZCO anunció su renuncia a la militancia dentro del Partido de la Revolución Democrática, militancia que en los hechos ya había dejado, para irse a apoyar al hoy pre candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional ¿Ya sabes quién?
Me extrañó de sobre manera el argumento en que MORÓN ORÓZCO fundó y motivó su renuncia al PRD. Dijo RAÚL que, se iba del PRD, porque sus dirigentes habían hecho una alianza “anti natura” con el Partido Acción Nacional y que ese partido había perdido su esencia ideológica -palabras más, palabras menos- al haberse aliado con la derecha y luego siguió echando más rollo.
Digo que me extrañó lo dicho y argumentado por RAÚL MORÓN, porque el partido MORENA el que ahora va a apoyar, recién firmó una alianza anti natura con el partido ultraderechista, dirigido y fundado por lo más conservador de las iglesias evangélicas de México, el Partido Encuentro Social. ¿O lo de MORENA no es anti natura? Congruencia señores, congruencia.
ANAYA EN MORELIA
No asistí, pues no me invitaron, pero si lo pude observar mediante las redes sociales, las que trasmitieron en vivo el evento que encabezó RICARDO ANAYA, quien con una excelente oratoria, se aventó su rollo, sin mucho contenido, solo repitiendo lo que ha dicho en los últimos 30 días, pero más no.
Como ratoncitos asustados vimos a los dirigentes del Partido de la Revolución Democrática que fueron a ver a ANAYA, como que no se animaron aún a vitorear al candidato panista y del frente, bueno, ni siquiera cuando ANAYA gritó: ¡Viva el PRD! Le hicieron coro, pues es claro no se sienten identificados ni mucho menos se acostumbran a que lucharan juntos en la trinchera para ganar el poder público. Les va a costar trabajo…

Compartir