Compartir

Imaginando la salida de los caballos en el hipódromo, es como imagino a los diversos partidos políticos a los que el “árbitro electoral” les da el grito de salida para la competencia electoral que inicia este 8 de septiembre y culminará el domingo 1 de julio del 2018, claro en su etapa electiva, se entiende que la etapa jurisdiccional se desarrollará después del 1 de julio hasta el 1 de diciembre en que se supone deberá tomar posesión el presidente de la república electo.

Los significativo es que, iniciado oficialmente el proceso electoral, tanto local como federal, los partidos políticos deben de estar “Quietecitos” en lo que hacen y dicen hacía el exterior, pues en el interior de los institutos políticos, deben darle velocidad a aceitar sus respectivas maquinarias y diseñar las reglas para la selección de sus candidatos a los diversos puestos de elección popular en juego.

En esa tesitura, es pertinente subrayar que a partir de este viernes 8 de septiembre que se declare oficialmente iniciado el proceso electoral, ningún partido político podrá realizar actividades tendientes a la renovación de sus órganos de dirección partidaria, de manera que tanto en el PRI como en el PRD se deberá encontrar las fórmulas idóneas para que sus consejos políticos, municipales y/o estatal, sus comités municipales y/o el estatal, en los casos en que su vigencia está vencida, se renueven sin realizar proceso interno.

COMITÉ MUNCIPAL DEL PRI EN MORELIA, HASTA DESPUÉS

Varios grupos, corrientes o expresiones al interior del Partido Revolucionario Institucional, andan muy “movidos” realizando trabajos para que “sus gallos” puedan asumir la presidencia del Comité Municipal del Tricolor en la capital del estado, empero, pues en los términos de ley ya es legalmente imposible que tanto su Comité Ejecutivo Nacional, como su Directivo Estatal puedan lanzar la convocatoria para la renovación de dicho comité.

Así las cosas, sin ser adivino, sino utilizando un poco de lógica política, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI a través del Comité Estatal, seguramente convocará a todos los integrantes de la “Mesa Política de Morelia” para que “Por consenso” se designe una planilla que asuma de manera interina en Comité Municipal de ese partido en Morelia.

¿Qué se debe entender “por consenso”? Pues que todos los grupos y/o expresiones, tribus y corrientes que viven del y para el PRI, pongan sobre la mesa “sus fichas” o “Sus canicas” y en función del valor específico de cada grupo de los señalados, así les pueden tocar posiciones en la planilla de integrantes del Comité Municipal y listo.

Claro, en esa “Mesa Política” también se puede dar el “mayoriteo” y los grupos pequeños le pueden echar montón al o los grupos más fuertes y quitarle de las manos las posiciones más importantes. Al respecto, nada me extraña que sea la expresión, grupo, tribu o pandilla que encabeza el ex gobernador FAUSTO VALLEJO quien mayor inconformidad esté manifestando, porque no se emitió la convocatoria para la renovación del CM de Morelia, ciudad de la que se siente dueño y señor.

Por cierto, el tal VALLEJO se queja de “abandono” del tricolor en el municipio de Morelia y hace responsable de tal abandono al CDE de ese partido, empero, se me hace que si le recordamos al nativo del distrito federal, “Al Polanco” VALLEJO, que los casi 300 comités seccionales del tricolor en la capital del estado se han estado renovando y/o actualizando, se me hace raro que sus achichincles en el comité estatal, no le informen con oportunidad y lo dejen hacer el ridículo con sus reclamos fuera de lugar.

Por último, habrá que decirle a los calientes por ganar el comité municipal del PRI en Morelia, que dicho comité no sirve políticamente para nada, excepto para firmar algún registro de pre candidatura o candidatura, porque el candidato más chafa que exista, nunca le va a confiar la operación política de su campaña y mucho menos crear la estructura electoral correspondiente, así que se me hacen muchos brincos estando el piso tan parejo.

PRIISTAS QUE BUSCAN MORELIA

Me resistía a entrar al análisis de los aspirantes a candidato del PRI a la presidencia municipal de la capital del estado, pero por una parte “los tiempos” andan medio adelantados y por el otro, hay personajes que están en plena campaña sin ser todavía absolutamente nada, pero lo curioso es que andan buscando la candidatura sin el respaldo de un mínimo de trabajo partidario que les dé mínimas posibilidades de ser candidato.

Si este escribidor pretendiera definir un perfil adecuado para ser candidato a presidente municipal de Morelia, no tendría espacio para realizar tal descripción, empero, me atreveré a señalar algunas características que debiera tener el presunto candidato, a saber:

Que sea absolutamente honrado, honesto, que sus pertenencias, capital económico y el de su familia esté fuera de cualquier duda o sospecha, que no tenga ni la más mínima sombra de estar coludido o haberlo estado con grupos delincuenciales, que tenga una excelente fama pública, que tenga trabajo partidario comprobable, porque eso de asistir a asambleas, municipales, estatales y nacionales, no es trabajo partidario, que si ha sido funcionario público que no esté bajo sospecha de haber sido deshonesto y sujeto de procesos o sanciones administrativas.

Que, si ha sido legislador local o federal, que no esté señalado por exigir “moches” por los recursos que “baja” para la ejecución de obra pública en estado y sus municipios, que no se haya enriquecido con sus “gestiones” y que no haya traicionado a los que lo eligieron, votando iniciativas que lesionan a la sociedad, como créditos imprudentes, etc. Que cuando haya sido funcionario público o legislador y en el inicio de su gestión pública, haya vivido en colonia popular y al término de su encargo ya viva en clubes privados o fraccionamiento residenciales exclusivos.

NOMBRES, NOMBRES Y MÁS NOMBRES

Análisis como tal ni lo intentaré, es mucha tinta y desgaste de neuronas, así que mejor me constreñiré a escribir los nombres de los “aspirantes” que más suenan en los cafés, corrillos políticos, cantinas, bares, y uno que otro columnista.

El orden en que los escriba, no tiene ningún significado, sino el orden en que me acordé de sus nombres y apellidos, así que hay le van: DANIELA DE LOS SANTOS TORRES diputada federal del PVEM, GABRIEL PRADO FERNÁNDEZ Sub Delegado de Prestaciones del IMSS, WILFRIDO LÁZARO MEDINA diputado local, MARCO POLO AGUIRRE diputado federal, ROBERTO CARLOS LÓPEZ GARCÍA diputado local, XÓCHITL GABRIELA RUÍZ GONZÁLEZ diputada local, CONSTANTINO ORTÍZ GARCÍA empresario, ROBERTO MONROY GARCÍA empresario, JULIO GUAJARDO VILLARREAL delegado en Michoacán del INFONAVIT.

Hagan sus apuestas, sé de antemano que difícilmente alguno de los mencionados cubre el perfil descrito líneas arriba, sin embargo, me parece que habrá que preferir al que más se acerque a dicho perfil, pero, además, sugeriría que el perfil señalado, debería de servir de parámetro a dichos suspirantes, a efecto de que hagan un examen de conciencia y midan sus verdaderas posibilidades de conquistar, primero una candidatura al interior de su partido y después la elección constitucional.

EL FRENTE AMPLIO DEMOCRÁTICO

El Frente Amplio Democrático es una forma de organización prevista para “alcanzar fines políticos de índole no electoral”, -Quién se las cree- Los presidentes del PRD, ALEJANDRA BARRALES MAGDALENO; del PAN, RICARDO ANAYA CORTÉS; y de MC, DANTE ALFONSO DELGADO RANNAURO y 9 miembros de su “Coordinación”, registraron el frente amplio ante el INE.

Los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano decidieron conformar el Frente Amplio Democrático, una forma de organización prevista por la Ley General de Partidos para “alcanzar fines políticos de índole no electoral”. En el documento entregado al Instituto Nacional Electoral, los firmantes señalan lo siguiente:

“Partimos de tres premisas básicas: ni la corrupción es cultural, no la desigualdad es natural, ni la violencia es inevitable. Para nosotros la responsabilidad del gobierno no es administrar la crisis. No apostamos por un cambio de partido en el poder ni de personas en los cargos. Nos unen causas y propósito de construir un nuevo régimen”, de acuerdo con el documento suscrito por las dirigencias nacionales de los tres partidos.

1.- El acuerdo será vigente del 5 de septiembre 2017 a 31 de diciembre de 2024.

2.- El acuerdo garantiza que se incluyan las agendas de todos en un gobierno de coalición que incluya mayores controles democráticos.

3.- Garantizar la conformación de un gabinete plural, con criterios de paridad de género.

4.- Los integrantes del gabinete deberán ser ratificados por ambas cámaras, una vez instalada la nueva Legislatura. (Actualmente el Senado tiene la facultad de aprobar y ratificar los nombramientos de ciertos servidores públicos, embajadores, cónsules, al procurador, entre otros).

5.- La Secretaría de Gobernación asumirá las funciones de líder del gabinete y será propuesto por un partido político distinto al de quien ocupe la Presidencia.

6.- Garantizar que los órganos de gobierno de las Cámaras de Diputados y Senadores duren una legislatura completa y no un año.

7.- Impulsarán la creación de las Comisiones de la Verdad para documentar los casos más relevantes de la historia reciente del país e impulsará una reforma a la Fiscalía General de la República para garantizar su independencia.

8.- Los partidos harán aportaciones económicas o en especie para el desarrollo de las actividades del frente y los gastos se determinarán en común acuerdo.

9.- El financiamiento será a partes iguales, y cada partido deberá abrir una cuenta bancaria exclusivamente para la administración de los recursos y su comprobación.

10.- La distribución de tiempos oficiales para difundir los objetivos del frente será proporcional entre los tres partidos.

¿QUÉ GARANTIZARÁ QUE CUMPLAN LO PACTADO?

Hasta hoy, las alianzas solo han servido para ganar elecciones en lagunas ocasiones, empero, cuando el candidato de esa alianza gana, ya en el ejercicio del poder público ni por asomo se acuerda de lo que se pactó cuando se constituyó la citada alianza.

Y hoy, seguimos sin algún instrumento jurídico vinculatorio, el que ya constituido como gobierno el candidato aliancista ganador, sea obligado a cumplir con lo pactado al suscribir la alianza. Los 10 puntos que señalan en la alianza el PAN, PRD y MC, son muy ambiciosos, pero inútiles en el papel, pues para poder ejecutarlos, requieren de una profunda reforma constitucional y para eso, requieren de la participación de las demás fuerzas políticas y éstas dolidas por la derrota electoral, difícilmente aceptarán contribuir.

EN MICHOACÁN CAMBIA EL ESCENARIO POLÍTICO

Ya para terminar esta entrega, hay que llamar a la reflexión a los “aspirantes” a los diversos puestos de elección popular, sobre todo, de los partidos adversarios a los que integran la alianza, pues es 100% seguro que dicha alianza se replique en Michoacán y la suma de los votos de los partidos aliancistas, harán que la lucha electoral sea mucho muy difícil, así que aquellos que no permeen en la sociedad y no tengan suficientes recursos económicos, mejor ni se apunten, de serlo, su derrota está asegurada.

Compartir