Compartir

Zinedine Zidane mostró el martes su molestia por la sanción de cinco partidos impuesta al delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo por empujar al árbitro en el partido de ida de la Supercopa de España.

Ronaldo anotó tras salir desde el banco de suplentes en la victoria 3-1 del Madrid frente al Barcelona en el Camp Nou, pero minutos después empujó al árbitro Ricardo De Burgos Bengoetxea tras ser expulsado. La federación española de fútbol impuso a Ronaldo una suspensión de cuatro partidos además de una sanción automática de un encuentro por su expulsión.

“Estoy muy molesto. Estamos muy molestos. No me voy a meter con los árbitros, pero cuando miras y después de todo lo que pasó pensar que (…) no va a jugar Cristiano cinco partidos con nosotros, ahí pasa algo”, dijo el martes el entrenador del Madrid en una rueda de prensa.

“Lo que pasó, pasó, pero cuando miras lo que pasó, cuando al final de todo a Cristiano le han metido cinco partidos, es mucho”, agregó.
Ronaldo fue amonestado por quitarse la camiseta tras marcar su gol. Luego recibió una segunda amarilla por una supuesta simulación de un penal. Cuando fue expulsado, el portugués empujó a De Burgos Bengoetxea, lo que generó la suspensión.

El Madrid apeló la sanción y el comité de la federación española responderá el miércoles por la mañana, lo que significa que Ronaldo podría jugar en el partido de vuelta el miércoles en el Santiago Bernabéu.

“Lo que vamos a hacer es esperar a mañana. Mañana por la mañana se reúne el comité y después de esa reunión ya veremos lo que hacemos nosotros”, dijo Zidane.

Consultado sobre si creía que los árbitros intentaban perjudicar Ronaldo, Zidane respondió: “No lo sé. Creo que no. Espero que no. Espero que la gente lo haga con conciencia y que hagan su trabajo, pero bueno, al final yo me quedo con lo de los cinco partidos”.

Compartir