Compartir

El Real Madrid se proclamó bicampeón de Europa. No hay rival en la actualidad para el equipo dirigido por Zinedine Zidane, que esta noche en Cardiff, consiguió levantar su título número 12 en la Champions League, pasando por encima de la Juventus 4-1, con un doblete incluido de Cristiano Ronaldo.

La Vecchia Signora compitió solo 45 minutos. Pese a que se fue abajo en el marcador al minuto 20, tuvo poder de reacción, empató con una joya de gol de Mario Mandzukic y dominó a un cuadro merengue que lució confuso, con poca idea de juego y con un ataque inoperante.

Espacio aparte hay que dejarle al gol de Mandzukic, quien al minuto 27 culminó con un chilena, una triangulación de cuatro toques, sin que la pelota tocara el césped. Bonucci mandó un pase largo para Alex Sandro, de primera intención el brasileño centró para Higuaín, quien controló con el pecho y sin dejarla caer la pasó al delantero croata, que con la marca encima, se tiró una chilena que mandó a guardar en la portería de Navas.

Fue todo lo que mostró la ofensiva de la Juve, pues en la parte complementaria el Madrid salió conectado y se encargó de desaparecerlos, haciendo parecer fácil el triunfo sobre un equipo que en toda la competencia solo había recibido tres goles.

Con el empate, pero con total control del juego, el cuadro español se encontró con el segundo gol, obra de uno de los menos esperados, Casemiro, quien remató una pelota suelta afuera del área y la mandó al fondo de la portería de Buffon, ayudado por un ligero desvió del exmadridista, Sami Khedira.

Los italianos aún no asimilaban el segundo gol, cuando les cayó el tercero, y el segundo de la noche de Cristiano Ronaldo. El portugués remató dentro del área chica y de botepronto, un centro a media altura de Luka Modric por la banda de la derecha. Ese gol se encargó de terminar con las aspiraciones y las ilusiones del conjunto de Massimiliano Allegri.

Ya con las manos abajo, con un expulsado y solo defendiendo para evitar un resultado más abultado, la Juventus recibió el último golpe, este del recién ingresado Marco Asensio, que remató dentro del área un pase de Marcelo, para decretar el 4-1, la duodécima, el bicampeonato de Europa y el doblete para el Real Madrid, luego de ganar la Liga de España.

Compartir

COMENTARIOS