Compartir

El pasado lunes, Cristiano Ronaldo acudía a los juzgados de Pozuelo de Alarcón para declarar sobre un supuesto fraude tributario de 14 millones de euros.

Aunque estaba previsto que el portugués leyera un comunicado a la salida, su director de campaña informaba a los medios que allí le esperaban, que el futbolista ya se había marchado y que no iba a hacer ninguna declaración ante la prensa.

Ahora, menos de 48 horas después, el jugador del Real Madrid ha querido mandar un mensaje a todos los que le critican a través de su cuenta de Instagram: “A la gente le molesta mi brillo, los insectos atacan a las lámparas que brillan”.

Un mensaje muy directo al que ha acompañado con una fotografía en la que aparece él rodeado de luces muy brillantes y que ha conseguido casi dos millones y medio de me gusta en menos de 20 horas. Una publicación que ha desatado la polémica en las redes entre los que le defienden y critican.

Compartir