Compartir

Con el atacante Luis Suárez en recuperación, Uruguay buscará consolidarse en la zona de clasificación al Mundial 2018 el martes, cuando enfrente a un Paraguay fortalecido por su victoria de 3-0 ante Chile en Santiago.

“Encontraremos a Paraguay con el ánimo por las nubes”, indicó el técnico de la Celeste, Óscar Tabárez, en conferencia de prensa antes de partir el lunes a Asunción.

Rompiendo con su tradicional mesura, Tabárez sorprendió al señalar que Paraguay “es un equipo que está por debajo de los demás”.

La selección uruguaya marcha en tercer sitio con 24 puntos en la tabla, detrás de un Brasil de antemano clasificado con 36 y de Colombia con 25 _anfitriona de los brasileños el martes.

Los paraguayos, por su parte, son séptimos con 21 unidades, mismo puntaje que Perú _que ocupa la sexta casilla por mejor diferencia de goles.

Con relación a la situación de Suárez, quien no completó el partido frente a la Argentina el jueves pasado, Tabárez confirmó que “físicamente, no está en un ciento por ciento. Sigue su proceso de recuperación tras la lesión muscular que sufrió”.

El timonel no definió aún quien ocupará la plaza dejada por Álvaro González, suspendido por un juego por acumulación de tarjetas, para el encuentro del martes en el estadio Defensores del Chaco.

En el entrenamiento del fin de semana, el defensor Maximiliano Pereira se integró al equipo titular en sustitución de Gastón Silva.

Mientras que en la concentración paraguaya, Nicolás Ledesma, director de Comunicación de la Asociación Paraguaya de Fútbol, dijo que el entrenador Francisco Arce, sus colaboradores y los dirigentes “hicieron los cálculos y se cree que Paraguay, en el mejor de los casos, podría ir al repechaje con 26 puntos, siempre que le beneficie una combinación de resultados en los tres últimos partidos de las eliminatorias”.

Arce no hizo declaraciones, por lo que se desconoce si habrá modificaciones en el cuadro titular que venció el jueves a Chile, si bien se informó oficialmente que el volante central Víctor Cáceres no entrenó el fin de semana por una lesión muscular no grave.

“Saldremos a buscar el triunfo. No nos queda otro camino”, adelantó el defensor y capitán Paulo Da Silva en conferencia de prensa en el campamento local. Aclaró, no obstante, que Uruguay “tiene un juego diferente al de Chile, con más contacto físico, con mayor ímpetu en las jugadas”.

Los cuatro primeros de la tabla clasificarán a la Copa del Mundo del año próximo en Rusia, mientras que el quinto irá a un repechaje contra un representante de Oceanía.

Compartir