Compartir
print
El Chelsea está dispuesto a tirar la casa por la ventana para conseguir que Thibaut Courtois se olvide de los cantos de sirena que le ha estado enviando el Real Madrid el último año y acabe renovando su contrato hasta 2023.

El actual campeón de la Premier League está perfilando una propuesta que ronda los 12 millones anuales y que convertiría a Courtois en el guardameta mejor pagado del planeta. Una propuesta que le hará llegar en las próximas semanas y con la que espera convencerle.

Courtois rechazó la primera oferta de renovación del Chelsea alegando motivos personales. Sus hijos están en Madrid estudiando y el propio cancerbero reflexionó hace unos días, de manera pública, si su futuro no debía estar de nuevo en la Liga Santander.

El internacional belga finaliza su contrato con el club londinense en junio de 2019, por lo que en solo un año podría negociar con total libertad su futuro.

Compartir